¿Sabías que el Zinc ayuda a potenciar las defensas?

Este año, un estudio publicado en la revista Nutrients mostraba el importante papel del zinc para el mejor pronóstico de los pacientes de Covid-19. Más allá de la pandemia, este mineral ayuda a prevenir infecciones respiratorias comunes, como las causantes de gripes y catarros, aparte de suavizar sus síntomas.

Estamos en plena temporada alta de gripes y catarros. Sin embargo, contrariamente a lo que se pueda pensar, el frío no es el causante de estas enfermedades, sino que se trata en todos los casos de infecciones provocadas por virus (tan solo del resfriado común existen más de 200 variedades). Sin embargo, es verdad que durante los meses de frío se dan algunas circunstancias que favorecen la transmisión y el contagio de estos virus. Algunos ejemplos son: la vida en entornos cerrados, la insuficiente ventilación de los espacios interiores, etc. Además, el frío debilita la mucosa respiratoria, la primera barrera de defensa ante la entrada de los gérmenes en el organismo, dificultando así su correcto funcionamiento. 

No existen tratamientos específicos para las infecciones víricas, más allá de aquellos que pueden ayudar a aliviar sus síntomas (mocos, tos, fiebre, cogestión, dificultad respiratoria…). Por eso, la clave está en la prevención y en hacer todo lo posible para mantener nuestro sistema inmunitario en las mejores condiciones. Precisamente en este punto es donde interviene una adecuada alimentación que aporte la cantidad necesaria de determinados micronutrientes que participan en la modulación de la respuesta inflamatoria y del estrés oxidativo. Estos son dos aspectos de gran relevancia en el buen funcionamiento de las defensas. 

Vitamina C y Zinc: alimentación contra gripe, catarro y otros virus

La Vitamina C es un reconocido combatiente contra los resfriados. Su acción participa en el mantenimiento de la estructura de la piel y  las mucosas, la primera línea de defensa que impide la entrada de virus y otros microorganismos en el cuerpo. Además, se ha demostrado que estimula la producción de diferentes tipos de leucocitos, encargados de detectar, inmovilizar y destruir al patógeno invasor.  

Young joyful woman drinking orange juice and standing near a kitchen table. Close up of a woman drinking juice in her kitchen. Fit smiling young woman preparing healthy fruit juice

Hay otros nutrientes de los que no se habla tanto pero que participan igualmente de manera esencial. Este es el caso del Zinc, que en este último año ha visto reconocidas sus funciones debido a la Covid – 19. En los primeros meses de 2021, una investigación realizada por el Hospital del Mar de Barcelona, el Institut Hospital del Mar d’Investigacions Mèdiques (Imim) y por la Cátedra Fundación Quaes-Universitat Pompeu Fabra (UPF), evidenciaba que los niveles de zinc en la sangre juegan un papel importante en el mejor pronóstico de un paciente contagiado con coronavirus. La investigación, publicada en la revista científica Nutrients, se basa en el hecho de que el zinc tiene un rol fundamental en cuanto a la inmunidad innata y la inmunidad adaptativa del organismo. 

Se trata de un mineral que favorece la producción de linfocitos T, agentes del sistema de defensa. Así pues, el Zinc ayuda a prevenir el contagio de virus respiratorios e inhibe su replicación, lo que permite que, en caso de producirse la infección, esta sea menos grave, se reduzcan los síntomas (tos y mocos) y se acorte su duración. 

Por el contrario, la carencia de este material puede provocar una disminución de los anticuerpos, lo que se traduce en un mayor riesgo de contraer infecciones de todo tipo. 

Defens D’Or: la dosis diaria precisa para reforzar las defensas

Aunque son esenciales para muchas funciones del organismo, entre ellas la de mantenernos a salvo de enfermedades, el cuerpo no produce ni es capaz de almacenar estos nutrientes. Una adecuada alimentación, variada y rica en determinadas vitaminas y minerales, es la mejor aliada para reforzar nuestro sistema inmune frente a enfermedades como catarros, bronquitis, amigdalitis…

Snacks with oysters and white wine

Un buen consejo es poner color en nuestros platos. Los cítricos (naranjas, pomelos, mandarinas…), fresas, kiwis, brócoli, coles de bruselas, verduras de hoja verde oscuro son alimentos ricos en Vitamina C; mientras que las ostras, carne, huevos, leche, pescado, granos enteros y legumbres son las principales fuentes de zinc.

Otra forma fácil y cómoda de estar seguros de disponer de las cantidades necesarias de estos nutrientes es recurrir a bebidas funcionales como Defens d’Or, que combina la cantidad precisa de Vitamina C y Zinc que el cuerpo necesita.

Defens D’Or está elaborada a partir de la combinación de la calidad del agua Vichy Catalan y de la pureza del agua Font d’Or, además de múltiples vitaminas y minerales. Entre ellos destacan el Zinc, el extracto de Acerola (una fruta muy rica en vitamina C que puede llegar a contener 20 veces más que las naranjas) y extracto de Jara (que tiene propiedades antioxidantes, antiinflamatorias, antivirales y antibacterianas).

¿Cómo funciona?

Estos componentes actúan desde el interior ayudando a las defensas, ya que participan en la proliferación y diferenciación de las células del sistema inmune haciéndolo más resistente a los patógenos.

Beber un botellín de 200 ml de Defens d’Or al día, desde la aparición de los primeros síntomas, ha demostrado potenciar las defensas y obtener lo siguientes beneficios:

Disminuye la severidad y duración de los síntomas del resfriado común y de la gripe.

Menor posibilidad de sufrir infecciones en el tracto respiratorio superior.

Para más información sobre toda la gama de bebidas funcionales de Vichy, consulta la web de la gama Vichy d’Or. Y si necesitas información sobre dónde encontrarlas, visita la Tienda Vichy.