¿Es posible minimizar los signos de envejecimiento?

Arrugas, manchas, flacidez… Todos conocemos la huella que deja el paso del tiempo en nuestra piel. Aunque envejecer es un proceso natural e inevitable, sí hay algunas recomendaciones que podemos seguir  para reducir y retrasar su aparición 

Por Alba Català *

La piel cambia con la edad. Se vuelve más delgada, pierde grasa y ya no se ve tan tersa y suave como solía ser. Las venas y huesos se pueden marcar más fácilmente. Los rasguños, cortes o golpes pueden tardar más en sanar. El paso de los años o la exposición crónica a la luz solar pueden provocar arrugas, sequedad, manchas e incluso cáncer. 

¿Por qué se forman los principales signos de la edad?

Arrugas

Los factores que contribuyen a su aparición incluyen cambios en músculos, pérdida de tejido adiposo subcutáneo y pérdida de sustancia de los huesos faciales. Las líneas de expresión aparecen como resultado de repetidas tracciones causadas por los músculos faciales que conducen a formación de pliegues profundos sobre la frente, entre cejas, en pliegues nasolabiales y zonas periorbitales. 

Flacidez

La masa de los huesos faciales se reduce con la edad. Esta reabsorción ósea afecta a la mandíbula, el maxilar y los huesos frontales. Esta pérdida de hueso empeora la flacidez y las arrugas faciales y borra la demarcación entre la mandíbula y el cuello que es tan distinto en los jóvenes.

Manchas

Las manchas o léntigos son más grandes que las pecas y comúnmente aparecen en áreas como la cara, manos, brazos, espalda y piernas. El número de léntigos dependerá de la pigmentación constitutiva y de la dosis acumulada de radiación ultravioleta que se ha tomado a lo largo de la vida (fotoenvejecimiento). 

Esto puede explicarse por el hecho de que los melanocitos envejecidos poseen una actividad funcional mejorada después de años de exposición acumulativa a la radiación UV. Sin embargo, con el envejecimiento, también hay una disminución en el número de melanocitos funcionales (se reducen aproximadamente un 10% cada década de la vida). En resumen, en una piel anciana tenemos la piel en general más blanca, porque tenemos menos melanocitos funcionales, pero en las zonas donde quedan esos melanocitos son más activos y es donde se ven las manchas. 

Piel seca

Muchas personas mayores se quejan de sequedad en la piel, a menudo en la parte inferior de las piernas, los codos y la parte inferior de los brazos. La piel seca se siente áspera y escamosa. Hay muchas razones posibles para la piel seca, como:

  • No beber suficientes líquidos
  • Pasar demasiado tiempo al sol o broncearse
  • Estar en ambientes con aire muy seco
  • Fumar
  • Pérdida de sudor y glándulas sebáceas (lo cual es común con la edad)
  • La piel seca también puede deberse a problemas de salud, como diabetes o enfermedad renal. Usar demasiado jabón y tomar baños calientes puede empeorar la piel seca.

3 claves para prevenir, retrasar y minimizar

El envejecimiento es un proceso inevitable, pero hay algunas medidas que puedes tomar para proteger tu piel y hacer que sienta y se vea mejor. 

1. Sol sí, pero con precaución:

  • Limitar el tiempo al sol. Está bien salir durante el día, pero trata de evitar estar al sol durante las horas pico cuando los rayos del sol son más fuertes. Por ejemplo, durante el verano, trata de mantenerte alejado del sol entre las 10 a.m. y las 4 p.m. No te dejes engañar por los cielos nublados. Los rayos del sol pueden atravesar las nubes. También puedes quemarte más fácilmente con el sol si estás en el agua, así que ten cuidado cuando estés en una piscina, lago u océano.
  • Usa protector solar. Busca un protector solar con un número de SPF (factor de protección solar) de 30 o más. Es mejor elegir protectores solares de “amplio espectro” en la etiqueta. Ponte el protector solar de 15 a 30 minutos antes de salir. El protector solar se debe volver a aplicar al menos cada 2 horas pero debes ponerte protector solar con más frecuencia si estás nadando, sudando o has frotado tu piel con una toalla.
  • Usa ropa protectora. Un sombrero con ala ancha puede sombrear tu cuello, orejas, ojos y cabeza. Busca gafas de sol que bloqueen del 99 al 100% de los rayos del sol. Si tienes que estar al sol, usa camisas sueltas, livianas, de manga larga y pantalones o faldas largas.
  • Evita el bronceado. No uses lámparas de bronceado ni camas solares. 

2. Cuidados extra para la piel seca y que pica:

  • Usa productos hidratantes, como lociones, cremas o ungüentos, todos los días.
  • Toma menos baños o duchas y usa un jabón más suave. El agua tibia seca menos que el agua caliente.
  • Intenta usar un humidificador (es un aparato que agrega humedad a la habitación).

3. Ayuda a una reparación interna de la piel más efectiva con bebidas funcionales:

Beneficios y acción del colágeno en la reparación piel:

El colágeno es una de las proteínas más abundantes en el cuerpo. De hecho, el colágeno es la principal proteína estructural que forma el tejido conectivo en todo el cuerpo, desde la piel hasta los huesos, músculos, tendones y ligamentos. 

El colágeno constituye el 80% de nuestra piel y funciona con otra proteína llamada elastina que mantiene nuestra piel elástica. Pero a medida que envejecemos, nuestros cuerpos naturalmente comienzan a reducir la producción de colágeno. A partir de los 20 años, comenzamos a perder aproximadamente el 1% cada año. Esto, desafortunadamente, significa tener la piel más seca. La exposición al sol, el humo del cigarrillo y la contaminación también pueden acelerar la descomposición del colágeno. Algunas investigaciones han relacionado algunos péptidos de colágeno con la reducción de las arrugas de la piel y una piel más saludable.

Beneficios y acción del ácido hialurónico en la reparación de la piel:

El ácido hialurónico es una sustancia que se encuentra naturalmente en el cuerpo. Clasificado como un polisacárido (un tipo de carbohidrato), el ácido hialurónico se produce en altas concentraciones en la piel, las articulaciones y los ojos, donde proporciona lubricación y mantiene la hidratación de los tejidos.

El ácido hialurónico también está disponible como suplemento dietético. Dado que nuestras reservas naturales disminuyen a medida que envejece, los suplementos de ácido hialurónico pueden ayudar a tratar o prevenir afecciones de salud relacionadas con el envejecimiento. Varios estudios han demostrado que el uso de suplementos orales de ácido hialurónico puede reducir la profundidad y el volumen de las arrugas, mejorar flexibilidad, elasticidad y humedad de la piel tras varias semanas de tratamiento. 

Beneficios y acción del Aloe vera en la reparación de la piel:

Hay más de 300 especies de la planta de aloe, pero el Aloe barbadensis (también conocido como aloe vera) es el más conocido y es muy apreciado en el mundo de la salud y la belleza por sus propiedades curativas. El aloe vera es una planta suculenta puntiaguda (tipo cactus) que crece en climas cálidos y secos. 

Hay dos partes medicinalmente útiles de esta planta. Primero, las hojas se llenan con un gel transparente. Este gel se extrae de la planta y generalmente se usa para tratar quemaduras y diversas afecciones de la piel. También puede encontrarse en forma líquida o en cápsulas y se puede tomar por vía oral. La segunda sustancia que produce la planta se llama látex de aloe, que es la pulpa amarilla que se encuentra justo debajo de la parte externa de la hoja de la planta, pero esta no se recomienda vía oral. 

El gel de aloe vera es conocidopor mantener la piel hidratada y por sus propiedades antiinflaamtorias. Es rico en antioxidantes como vitamina A, vitamina C y vitamina E, y contiene siete de los ocho aminoácidos esenciales. Existen estudios que han demostrado que el aloe tiene potencial antienvejecimiento: investigadores administraron a 30 mujeres dosis de gel de aloe vera dos veces al día durante tres meses. Las mujeres vieron mejoras significativas en sus arrugas y la elasticidad de su piel gracias a un aumento en la producción de colágeno.

* (La Dra. Alba Català es especialista en Dermatología general y Venereología).